Las dioptrías de miopía se expresan con un signo negativo ( Ej: -5,50) Las lentes negativas disminuyen el tamaño de la imagen.

MIOPIA (leer antes Los defectos refractivos)

 

Para un determinado poder de refracción de córnea y cristalino, el eje anteroposterior del globo es demasiado largo, la retina está demasiado lejos, y el punto focal desajustado.

La imagen se enfoca por delante de la retina.

El ojo no puede solucionar por sí mismo esta situación al mirar de lejos, sin embargo, enfoca perfectamente los objetos cercanos.

Se soluciona con una lente correctora cóncava, que al dispersar los rayos luminosos compensa el defecto del ojo. Y hace que la imagen llegue nítida a la retina.

La miopía suele aparecer en la adolescencia e ir aumentando hasta los 18  o 20 años, pero hay casos muy precoces.

Los ojos miopes, tienen mayor incidencia de desprendimientos de retina que el resto, y hay que revisar y tratar a veces la retina con láser de forma preventiva.

Cuando la miopía es muy alta (miopía Magna) existen otros problemas de la retina y se requieren revisiones frecuentes.

Un ojo operado de miopía, especialmente si es alta, aunque ya no precise gafas para ver correctamente debe seguir controlándose de por vida.