Estrabismo:     

 

Situación en que los ojos de una persona no se mantienen paralelos, los ejes visuales y por tanto la mirada, se dirige a un punto distinto del espacio.

Según la dirección de la desviación se clasifican de forma simple:

  1. Estrabismo convergente o ENDOtropia o ESOtropia.

  2. Estrabismo divergente o EXOtropia

  3. Estrabismo Vertical o HIPERtropia o HIPOtropia dependiendo de si hablamos del ojo más alto o el más bajo. Este tipo de estrabismo suele ir acompañado de desviaciones de tipo torsional, que son menos evidentes, y muchas veces también de desviaciones horizontales asociadas. 

  4. Pueden presentarse en una misma persona, desviaciones mixtas verticales y horizontales, e incluso contrarias según la dirección dirección o la distancia de la mirada.

Pueden deberse a distintos tipos de disfunción, acomodativos, paralíticos, retraccionales ... 

Pueden darse en todas etapas de la vida, congénitos, en el niño, en el adulto o en el anciano. 

Cuando se presentan durante la primera infancia o son congénitos:

  • No dan sintomatología visual subjetiva, pero alteran enormemente la percepción del entorno, y el desarrollo visual.

  • Se pierde la visión binocular 

  • Pueden dar lugar a ambliopía (Ojo vago)

Cuando se presentan de forma sobrevenida en el adulto:

  • Producen una gran alteración sensorial subjetiva.

  • Superposición de las imágenes de uno y otro ojo (Confusión).

  • DIPLOPIA (Visión doble).

  • Alteración en la percepción de distancias y localización de los objetos en el espacio (Dismetría).